Te toqué, y sentí como vibrabas…


Te toqué después de mucho tiempo…y el primer intento, lo admito, quizás lo hice con cierta torpeza. Luego me fui poniendo a gusto, utilizé todos mis dedos y también me ayudaba con los pies.

Estabas en esa hosteria del interior del Uruguay, en un lugar que nadie podia verte pero si escucharte, porque dada la intensidad con que te tocaba, fue suficiente para que todo el mundo se diera cuenta de ello.

Tuve que hacerlo…no podía dejar pasar la oportunidad de tocar un piano…

Publicado el 09/09/2010 en varios. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: