Archivo del sitio

crímenes perfectos


“La moneda cayó por el lado de la soledad…”

Calamaro, Alta Suciedad, 1997